Piel hidratada por dentro y por fuera

El Observatorio de Hidratación y Salud advierte que un 34% de los españoles pasa mucho tiempo en la playa sin beber y que un 60% sólo lo hace cuando tiene sed, síntoma de que ya existe cierta deshidratación.

Los efectos del calor excesivo sobre el organismo van desde las molestias, el agotamiento por calor, hasta el golpe de calor. Pero no debemos llegar a este punto. Observa los posibles síntomas: si tu piel está seca, tienes ataques de sed descontrolados y cuando bebes no consigues saciarla, necesitas hidratarte.

Para ello, ingiere de 2 a 3 litros de líquido al día en varias tomas, come fruta y verdura, y aplícate crema hidratante abundantemente cada vez que te duches. Para combatir los efectos de la deshidratación en la piel también te ayudará someterte a un tratamiento intensivo en un centro de estética o en un balneario.

[Total:0    Promedio:0/5]