Obtener una buena forma

Si tú quieres lograr una buena forma física, envidiable, sin que ello te lleve mucho tiempo de entrenamiento, hay una alternativa que son los circuitos de entrenamiento. Estos te permiten mejorar rápidamente y de forma completa.

El entrenamiento en circuitos es adecuado para los que comienzan a hacer ejercicio y todos aquellos que no pretendan una ganancia excesiva de fuerza o volumen.

Se trata de combinar ejercicios que potencian diferentes cualidades para lograr una buena forma física en poco tiempo. Es el “fitness total”,la combinación ideal de aeróbico con anaeróbico, una mezcla equilibrada que mejora la fuerza física y el tono muscular a la vez que la condición cardiovascular.

Un circuito puede bastarse en el entrenamiento de diferentes grupos musculares cuyo trabajo se va alternando de modo que cuando un grupo trabaja los otros descansan, o centrarse sobre un grupo muscular determinado, con el inconveniente de que se agotará antes.

En cuanto a la cantidad de circuitos a llevarse a cabo, se recomienda realizar circuitos de 2 a 3 veces por semana, sin repetir dos días seguidos. Para este tipo de trabajo resulte efectivo debes dedicarle entre 30 y 45 minutos, sin contar en ello el tiempo de calentamiento al iniciarlo.

Puede comenzarse con 10-15 repeticiones por ejercicio. Transcurridas unas cuatro semanas, cuando ya ejecutes correctamente los ejercicios, puedes modificar el número de repeticiones dependiendo de los objetivos que quieras conseguir.

Para estimular tu sistema cardiovascular, respiratorio y muscular de diferente manera, que no se acostumbren a hacer siempre lo mismo, existen diferentes variedades de circuitos. Además, el grado de exigencia de un circuito viene determinado por su volumen, duración, densidad semanal, tu estado de ánimo, tu disposición, las características de los ejercicios, exigencia en la exactitud de los ejercicios, si requiere o no exigencias intelectuales para solucionar problemas y muchos factores más.

[Total:0    Promedio:0/5]