La baja tonicidad muscular

La mitad del peso que se acumula en exceso en nuestro cuerpo se aloja en el abdomen y en la cintura. Si a esto se le agrega los hábitos del sedentarismo y unos músculos abdominales debilitados, ni bien sumemos unos pocos kilos, estos distenderán el vientre.

Por ello, aunque por lo general se los quiera evitar, los ejercicios abdominales son imprescindibles para mantener un vientre plano y una cintura fina.

Realice entre 25 y 30 ejercicios específicos, al menos 4 veces por semana. Hay muchos ejercicios realmente muy efectivos.

Además, es muy importante mantener una buena postura, la espalda debe estar bien derecha. Si está parada, con los hombros hacia atrás, y si está sentada completamente contra el respaldo de la silla. Es conveniente incluso, que tenga el vientre contraído, para fortalecer los músculos abdominales.

Tenga en cuenta que la práctica de abdominales son que se respete una dieta que reduzca al máximo la ingesta de grasas de origen animal y alcohol, difícilmente logre buenos resultados.

Recuerde que, además de una cuestión estética, unos abdominales firmes cumplen una función esencial para nuestra salud: mantienen las vísceras en su lugar, protegen los órganos del aparato digestivo y mantienen nuestra espalda recta.

[Total:0    Promedio:0/5]