Bruxismo y belleza dental

Una sonrisa perfecta puede verse seriamente afectada si comienzas a padecer de bruxismo. El bruxismo no es otra cosa que el rechinar de los dientes de manera involuntaria, casi siempre por las noches mientras duermes.

El bruxismo es el causante del dolor de mandíbulas, de dientes corroídos, de encías encogidas y muelas molidas, acelerando la entrada de las caries, propiciando dolores de cabeza inexplicables y hasta dolores de lengua.

La única persona que puede determinar si padeces de bruxismo o no, es el dentista, ya que con un examen acucioso ve si existe desgaste dental y toma las medidas para que el bruxismo no siga causándote daño en los dientes.

El bruxismo casi siempre aparece como un síntoma, ante situaciones de alto estrés y presión, y la única forma de paliar sus devastadores efectos sobre la belleza y salud bucal, es utilizando una placa que es hecha a la medida. Esta placa protectora se utiliza por las noches y se saca al día siguiente para continuar con la vida normal.

La placa, aparte de proteger los dientes del desgaste excesivo y su debilitamiento, permite atenuar y hasta hacer desaparecer los dolores de mandíbulas y de cabeza.

Ahora que ya lo saben, no esperen mucho tiempo más para consultar con su dentista acerca de las alternativas para parar el rechinar involuntario de los dientes. Aquí no se trata solo de belleza, sino de salud bucal, que es un aspecto clave para lucir una sonrisa hermosa, y lo más importante, que perdure por toda la vida.

[Total:0    Promedio:0/5]